Google AdWords: lo mejor que puedes hacer por tu sitio web

¿Qué es Google Adwords?


Google AdWords, también conocido como Google Ads, es la mayor red publicitaria del mundo entero, esto debido a su enorme cantidad de anunciantes e inversión. 


En sus inicios, Google Adwords se dedicaba a crear publicidad únicamente a partir de anuncios de texto. Hoy en día, también cuentan con anuncios de imagen y video en la plataforma de Youtube. 


Sin importar a qué se dedique tu empresa o marca, su tamaño, antigüedad o presupuesto, Google Ads te será de ayuda para posicionar tu sitio de acuerdo a tus objetivos y posibilidades. 


¿Por qué usar Google Adwords?


Si ya cuentas con un sitio web o deseas abrir uno, debes saber que para que sea visible necesitarás priorizar su posicionamiento en buscadores. Por esta razón, la red de Google Ads es el complemento ideal de todo sitio web. 


Una de las principales razones para usar Google Ads, es que nuestros potenciales clientes podrán ver nuestros anuncios en los primeros resultados de búsqueda que tengan relación con nuestros productos o servicios. 


Otro motivo por el cual usar la  herramienta de Google Ads, es que es perfecta para las estrategias SEM (Search Engine Marketing), que básicamente son marketing en buscadores. Estas pueden trabajar en conjunto, tanto con las técnicas de SEO, como con las de publicidad en dichos buscadores y sirven para darnos mayor visibilidad. 


Si tienes interés en usar esta red publicitaria, a continuación te contaremos de forma resumida cuáles son los pasos que tienes que seguir para usar Google Ads.  


Pasos para usar Google Ads 


  1. Date de alta en Google Ads. Para este primer paso, lo único que necesitas tener es: una cuenta de gmail, tu tarjeta de crédito con la cual pagarás el servicio y el sitio web donde se dirigirán los usuarios al hacer clic en tus anuncios. 


  1. Decide entre Adwords Express o Adwords normal. La modalidad express está diseñada para personas que no tienen demasiada experiencia en sitios web o usando este tipo de herramientas de publicidad. La modalidad normal es un poco más compleja de usar, pero también te brinda muchas más opciones y posibilidades. 


  1. Crea tu primera campaña. Existen tres grupos que tendrás que configurar para crear tu campaña: la cuenta, la campaña y el grupo de anuncios.  En la cuenta decidirás aspectos muy básicos como el idioma, la zona horaria, el tipo de moneda y la facturación. En la campaña configurarás el presupuesto y la zona geográfica a la que se dirigirán tus anuncios y también su presentación (si serán texto, imagen o video).  Los grupos de anuncios te ayudarán a segmentar mejor tu campaña. Así cada uno tendrá sus palabras clave por las que pujaremos. 

  1. Elige tu estrategia de puja. El sistema de pujas consiste en establecer un coste máximo por clic para cada puja, o sea cada palabra clave. Existen cuatro estrategias de puja: 

  • Maximizar clics. Con esta estrategia, Google Ads le dará la puja máxima a tu sitio, por lo que aparecerá dentro de las primeras opciones de búsqueda. Esta opción es muy buena para empezar.

  • Maximizar las conversiones. Las conversiones son las acciones que debe hacer un usuario en tu página (una venta, un registro de datos, etc.). Puedes usar esta estrategia una vez que tu sitio tenga más de 30 conversiones registradas al mes. 

  • CPA objetivo. Es una estrategia de coste por adquisición. Con ella debes establecer cuánto estás dispuesto a pagar máximo por una conversión. Así, Ads intentará conseguir conversiones por debajo de ese coste, mientras no haya mucha diferencia entre sí. 

  • CPC Manual. Con ella podemos regular el coste máximo por cada palabra clave. Esta es la estrategia más laboriosa, pero también la que te permite un mejor control. 


  1. Elige tus palabras clave. Una vez que hayas configurado tu primera campaña, lo siguiente que hará Google Ads será preguntarte tus palabras clave. Un consejo que podemos darte es empezar con pocas palabras, así serán más selectivas y controladas. Recuerda que importa más la calidad que la cantidad. 

  1. Crea tus anuncios y usa las llamadas a la acción. Las llamadas a la acción también te serán de enorme utilidad, pues llaman la atención del usuario y le incitan a dar click en tus anuncios. 


  1. Analiza tus resultados. Una vez que tu campaña ya haya estado activa por unos días, habrás recabado algunos datos. Tienes la opción de generar tus propios informes o puedes recibir los que Google genera de forma automática que, de hecho, son bastante completos.  Las posibilidades que ofrece esta herramienta son muy amplias. Así, nuestros anuncios le aparecerán en su mayoría a nuestro público meta, los mantendrán mayor tiempo dentro de nuestro sitio o los hará retornar a él si no terminaron alguna conversión, como una compra, una suscripción, etcétera. Si quieres mejorar la visibilidad de tu sitio web e informarte a profundidad sobre cómo crear tus campañas, nosotros podemos asesorarte. La optimización de tus anuncios y la presencia de tu sitio web en internet estarán en buenas manos. ¡Escríbenos